viernes, 4 de junio de 2010

El mundo de los sueños y la realidad

Se durmió y dejó que los sueños la envolvieran. Estaba cansada de su hogar, quería conocer algo nuevo, que jamás hubiera visto. Cuando quedó profundamente dormida, apareció en un campo. Empezó a amdar sin saber a donde iba.

-Ina- dijo alguien a lo lejos. Ella miró hacia todos lados, pero no vio a nadie.

Continuó caminando algo más intranquila cuando de pronto.

-Ina- este sonó mucho más cerca. Sin embargo, no había nadie.

Siguió caminando, alerta a cada paso, pues la voz podia volver a aparecer.

-Ina- este sonó tranquilizador, pero aun así, ella seguía teniendo miedo.

Dio otro paso, pero por poco cayó, pues había un acantilado. Miró el mar. Algo se acercaba, algo que iba creciendo bajo el agua. Se acercaba a ellla. De pronto, apareció un remolino en el agua que empezó a tirar de ella hasta que cayó al centro del remolino. Era estraño, pues en el interior del remolino no había agua, sino aire. Empezó a ver imágenes de sus recuerdos, y de lugares en los que nunca había estado, pero que le resultaban familiares. De repente empezó a notar que se ahogaba, que cada vez se hundia más y veía el cielo y el acantilado nuy lejos de ella. Era ese su fin?

-Ina- la voz resonó en su cabeza, ahora era una voz familiar, dulce y cálida.

Abrió los ojos y se encontró en el campo en el que había estado antes.

-Ina- sonó la voz. Ella se giró, y allí estaba el que la había estado llamando. Era un chico de pelo negro y alborotado.

-Por fin despiertas- dijo con una amplia sonrisa.

-¿Quién eres y donde estoy?

-En primer lugar soy Ed y estas en casa.

-No, esto... es... un...sueño, verdad?

-No, esto es real. Pero aveces pasa.

-¿El que?

-Vivir en el mundo de los sueños y soñar en la realidad.

-Pero, yo...no se, ¿los sueños no nos enseñan lo que queremos?

-Sí, pero aveces acabas por creer que vives en ese mundo y todo lo ves normal y crees que tus sueños no són reales. Pero en fin, bienvenida a casa.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar